La Maestra (por Demetria González Criado)

Nunca pude imaginar que, yo, aquella niña de 4 ó 5 años que se sentaba en los pupitres de dos plazas de la escuela de la Colonia Iberia, llegase años más tarde a llevar las riendas de una de esas aulas y después a ser directora del centro.

Pero así fue. Llegué a estas escuelas de Patronato (régimen especial) como propietaria definitiva de la plaza en 1965, gracias a D. Eduardo Calderón, que creó una escuela unitaria más, reclamándome a la Dirección Provincial de Educación para desempeñar mi labor docente en la colonia, donde se desarrolló toda mi infancia, donde residía mi familia y donde, más tarde, formé yo la mía propia.

En 1985, con la implantación de las nuevas leyes educativas, se suprimió la escuela unitaria que permanecía abierta de primer ciclo de Primaria (1º y 2º cursos), lo que me obligó a trasladarme a Yepes, dejando una gran parte de mi trayectoria profesional (20 años de dedicación) y personal en la Colonia Iberia.

Dentro de sus actividades sociales, la empresa siempre reservó un papel destacado para la escuela y financiaba el material escolar y la alimentación de los alumnos durante el horario lectivo. Otras labores sociales lúdicas y recreativas que se realizaban eran excursiones, teatros, fiestas de Carnaval, rondallas, bailes regionales, cabalgata de Reyes…

escuela_50

En el centro dejaron su huella profesores como Dª Magdalena, D. José, D. Celestino, Dª Isabel, D. Patricio, D. Rafael, Dª Evelia, D. Juan Ramón, D. Manuel, D. Antonio, D. Eugenio, Dª María Luna, Dª Francisca y Dª Demetria.

La Maestra (por Demetria González Criado)maestros_escuela_años60

De estas escuelas salieron también alumnos que luego tuvieron una estimable trayectoria profesional en disciplinas como la medicina, las ciencias empresariales, el magisterio, el turismo, el derecho, las ciencias económicas, la enfermería, las ingenierías técnicas y superiores, la contabilidad, la psicología, el periodismo… Otros alumnos estudiaron formación profesional y aprendieron oficios que les permitieron incorporarse a los diferentes departamentos de la fábrica.

Siempre he guardado un gran recuerdo, en mis diferentes destinos, del buen ambiente que existía en la colonia y las cordiales relaciones que se establecían con las familias y con la dirección de la empresa, y de ello quiero dejar aquí sincero testimonio.

  •  Demetria González Criado. Extraído del libro “100 años de la Fábrica de Castillejo

(puedes descargarlo desde aquí)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s