Napoleón y el día de la Comunión

No recuerdo bien cuántos años estuve ayudando en misa como monaguillo, pero sí una historia que contaba todos los años el día de las comuniones, don Juan, el cura.

Años después, de vuelta a la Iglesia, en la Comunión de los hijos de Pilar y Justino, estuve muy atento para comprobar si seguía contándola y efectivamente, lo hacía.

La historia era la siguiente:Una vez, el Gran Emperador Napoleón Bonaparte, después de ganar una de sus muchas batallas, se dirigió a uno de sus generales y le dijo:

– ¿sabes cuál fue el día más feliz de mi vida?

  • El general con una sonrisa dibujada en su rostro le contestó:

 – Cualquiera de sus victorias contra los austriacos, en el norte de Italia.

– No, contestó Napoleón.

      – pues quizás, cualquiera de las batallas en Suiza.

– No, volvió a contestar Napoleón.

      – Entonces, ¿cuál fue el día más feliz de su vida, señor?

– El día de mi primera comunión, contestó Napoleón Bonaparte, mostrando un claro gesto de felicidad en su rostro.

Yo, la primera vez que oí a Don Juan contar esta historia, tendría 9 o 10 años y por más que intentaba imaginar a Napoleón vestido de marinerito, o de blanco, con el librillo y el rosario en la mano y sus guantes blancos….imposible.

Luego intenté imaginarle comiéndose los churros o el croisant con chocolate que nos preparaban en la Escuela, pero nada.

Los años siguientes, antes de comenzar la ceremonia, pensaba “tengo que fijarme bien en lo que cuenta, seguro que se me escapa algo”, pero nunca cambiaba el contenido de la historia, siempre era la misma y aunque yo iba siendo más mayor, nada… seguía sin imaginarme al Emperador vestido de comunión.

Con lo fácil que habría sido preguntarle directamente a Don Juan, ¿de dónde ha sacado esta historia…?

5 comentarios sobre “Napoleón y el día de la Comunión

  1. yo quisiera saber si hay algun documento que pueda confirmar esta historia porfavor si alguien me puede ayudar se lo agradeseria gracias saludos

  2. He suprimido el comentario anterior porque me he dado que el enlace que aparece es del grupo privado Colonia Iberia y esa es otra historia.De todas formas a continuación pegaré lo que han comentado nuestros amigos:Angel Revuelta Toledano. Es que la Primera Comunión, bien recibida, marca para toda la vida. Sabido es que Napoleón murió cristianamente. Al tener noticia su tío el Cardenal, comentó simplemente: No me extraña. Napoleón había hecho bien su Primera Comunión. Y el mismo Napoleón, ante la sorpresa de sus generales, confesó una vez: El día más feliz de mi vida fue el día de mi Primera Comunión. Blogcoloniaiberia Iberia si te puede servir de algo sobre tu pregunta, esto es lo único que yo he encontrado, ahora, que cada uno le de la interpretacion que mas se adapte a sus ideas.Hola Javier. Soy Teresa Avilés. He visto el comentario que has hecho sobre la historia que contaba D. Juan el dia de las comuniones. He hablado con él sobre este tema y me ha dicho que es una hitoria real, que el la saco de un libreto que tenía y le gustó el ejemplo para contarselo a los niños ese día. Espero haberte complacido y haberte sacado de dudas. Un abrazo muy fuerte de tus amigos Valentin y Teresa. Besos.Jose Maria Benayas Desconozco si será o no real, pero en internet hay bastantes referencias a esa cita.

Los comentarios están cerrados.