El Teatro (por Fidencio Novas Prada)

A las personas como yo, que rondo ya los ochenta años, se nos nubla la memoria cuando hablamos de la Colonia Iberia.

Pero sí sé que aterricé en ella con ocho años y que un poco después, cuando ya era algo más mayor (entre 1944 y 1948), me encantaba ver aquellas obras de teatro que representaban los mayores y cuyos títulos vagamente recuerdo: La pluma verde, Tierra baja, Manda a tu madre a Sevilla…

Por fin, me llegó la oportunidad de participar en una representación teatral. Recuerdo que empezamos a ensayar Noche de asilo, una obra en la que yo hacía uno de los papeles principales. Nos dirigía el maestro y ensayábamos en el salón que había delante del escenario. Uno de los días de ensayo, el señor Luis Peralta, que por aquel entonces regentaba el Casino, dejó colgados detrás del escenario unos racimos de uvas.  Misteriosamente, las uvas desaparecieron y se montó un buen lío. Tanto, que hubo juicio, pero como quiera que el comensal o comensales no aparecieron, la obra, en cuyos ensayos tanto nos esforzábamos, acabó por suspenderse. He de decir, en aras de la verdad histórica, que las uvas estaban exquisitas. Desde entonces mi hobby ha sido siempre el teatro, y por extensión cualquier actividad artística.

Con 14 años entré a trabajar en la empresa y con 20 años tuve la gran satisfacción de protagonizar, por primera vez, una obra en aquel salón, en donde tanto había admirado a los mayores. Se llamaba Los habitantes de la casa deshabitada, y yo representaba el papel de Raimundo Rodríguez de Toledo. Me acompañaron grandes artistas, como la protagonista, Loli Ávalos, y otros también de gran mérito, como Carlos Pérez, Joaquín Burgos, Francisco Sánchez, Tomás González, Antonio Ávalos, María Velasco, Jesús y Carmen de la Cruz, entre otros.

Cartel de la obra "Los Marqueses de Matute".
Biblioteca Teatral 2 Pts.

Corría aproximadamente el año 1958 cuando el sacerdote don Victoriano Capitán Camuñas nos juntó a un grupo de chicos y chicas ya mayores para representar Los marqueses de Matute. Recuerdo con mucho cariño a Cuchi, Toñi, Maxi, Eufemia, Manoli, Carmen de la Cruz, Conchi González, y a los galanes, Antonio Ávalos, Del Cerro y Ramón García.

Hubo muchas anécdotas en aquella representación. La empresa no quería mover la pantalla panorámica del cine -que debió costar cara- para dejar sitio en el escenario.  Finalmente, estrenamos la obra con un escenario hecho con madera de procedencia poco clara. El cura no quiso saber cómo habíamos conseguido los materiales y al final, cuando vio que todo había salido bien, dijo: “Espero que Dios lo comprenda”.  A la representación acudió la plana mayor de la empresa y, para limar un poco las asperezas, yo les recité una poesía. A los efectos dramáticos, era recitada por una piedra de caliza (la piedra era yo) y terminaba así:

Ahora me siento feliz, ahora me siento contenta
lo mismo me da ser piedra, que cualquier otra materia
si estoy metida en un saco, que lleve la marca “Iberia”.

Seguidamente, y casi con los mismos actores, representamos Manda a tu madre a Sevilla, El médico a palos y El contrabando.  Con las propinas de la empresa y la recaudación (cobrábamos 2,50 pesetas por entrada), pudimos irnos de excursión a Segovia, al Valle de los Caídos, al Pantano de San Juan y algún sitio más.

Pasaron otros cinco años y formé un grupo de teatro. Entonces no trabajé como actor. Me tocó dirigir, y con la colaboración de Carlos Pérez, profesor del colegio, representamos La ciudad no es para mí y Más acá del más allá. Había algunos actores nuevos, como Luis Sánchez y Gloria González, Angelita Díaz, Mª Isabel Segovia, Pablo Martín, Angelines González, Tere Avilés, Fernando García, Ángel González, Carlos Verdugo, Alfredo Amorós, Belén Juzgado, Ana Mari del Cerro y Francisco Martínez.  Con el dinero recaudado, y algo más que aportamos de nuestro bolsillo, pudimos hacer una excursión a Palma de Mallorca.

Viaje a Mallorca 1975

Era la primera vez que viajábamos en avión y fue inolvidable.

  • Fidencio Novas Prada Extraído del libro “100 años de la Fábrica de Castillejo”
  • puedes descargarlo desde aquí
  • álbum de fotos

Anuncios

2 comentarios sobre “El Teatro (por Fidencio Novas Prada)

  1. yo partizipe en algunas ,pero de fechas no recuerdo .aunque casi siempre se estrenaban ,para el 10 de mayo…………

Los comentarios están cerrados.