Primeros pasos en esto del camping

Extraído de una publicación del grupo cerrado de Facebook “Colonia Iberia” escrita el 2 de septiembre del 2011 por Javier Amorós y comentado por Ángel González

Camping en el río. Jesús, Luis y Alfredo

Esta foto tiene detrás una curiosa historia. Los mayores se fueron a Madrid a comprar una tienda de campaña en el rastro (Cascorro), fue todo un acontecimiento porque suponía la posibilidad de salir de nuestra casa para dormir fuera a vivir otras experiencias, cosa que por aquella época resultaba muy excitante. La foto está tomada en el río, donde la instalaron por primera vez.

Cuando los más pequeños pudimos experimentar esa sensación, descubrimos que en realidad era solamente el doble techo de una tienda de campaña, por lo que al tensar los vientos, se quedaba a un palmo del suelo. Ya podéis imaginaros el aire que entraba por debajo y más aún en las fechas en que la utilizamos, día de las meriendas, domingo de resurrección….qué frío. La única solución era rodear toda la tela con piedras y aún así, era sólo una capa de tela.

Nos comenta Angel:

Juan Angel G. M; Javier, la tienda era perfecta, pero nos la jodieron los Gutierrez y Pedro Santos, que se enteraron, nos la pidieron y al lavarla para desinfectarla, lo hicieron con lejía, la jodieron y todas la cuerdas y correas, se pudrieron, la verdad que lo mejor fue el viaje a Madrid, en tren, lo pasamos genial, el peor fue Moya, que se comió varios paquetes de chufas y no veas que días paso después. Para comprarla pusimos 10 pesetas cada uno, Alfredo, Pablo Martin, Pablo Gonzalez, Chuchi, Carlos Verdugo, Luis el Litri y yo y nos fuimos un domingo a por ella, compramos 2 y un montón de barajas de poker usadas, la verdad es que luego las usamos muy poco, 2 o 3 noches como mucho, pero bueno lo pasamos genial.

El compañero Benayas poco después volvió a Cascorro a comprar otra de un modelo diferente, militar, tipo “tipi” india y con un palo central que siempre quedaba torcido y que permitía dormir en forma de churro alrededor del mismo, con tela más gruesa, pero seguía siendo un infierno dormir en ella. Hacíamos concursos de pedos para al menos estar más calentitos….

Tienda tipi de José María Benayas
Anuncios