El jersey rojo “delator”

» Ángeles González Segovia:

Recordareis todos que hubo un tiempo, no sé si muy lejano, a mi me parece que fue ayer, en el que las puertas no se cerraban y si se hacía, la llave se dejaba en un sitio con acceso para cualquiera, en mi casa ese sitio era la persiana.

Y la iglesia tampoco se cerraba. La de veces que Anita “la morona” que ejercía de sacerdote, nos casó , bautizó, confesó… nunca lo hicimos solos, utilizábamos la iglesia como un gran escenario… Es posible que a alguien le pueda parecer un sacrilegio, pero nada mas lejos de la realidad y de nuestra intención.

Una de esas veces Juana ” la Cachicha ” (espero que no se molesten por poner el mote), vio salir a Marianito de la iglesia y como éramos vecinos y a nuestros padres no les parecía bien que jugáramos allí, se lo dijo a mi madre y entre las dos idearon un plan, que a mi ahora, me parece “malvado”.

Ya me diréis que os parece a vosotros:

Mariano estaba en casa viendo dibujos animados cuando llego Juana a casa…

– “Amancia, ¿sabes que la Guardia Civil está buscando a unos niños que estaban jugando en la iglesia?”…

– “No sé, pero ¿saben quienes son?”…

– “No, solo que había uno con un jersey rojo”…

Mariano con los ojos como platos. le pregunta a mi madre con cara de susto…

– “Mamá ¿de que color es mi jersey?”

– “Rojo, contestó mi madre…

– ¡Quítamelo, quítamelo!…..

Otra vez arrancaron de ese alma cándida una confesión…

Qué mal lo debió pasar el pobre…

Guardar

Guardar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s