El jersey rojo “delator”

» Ángeles González Segovia:

Recordareis todos que hubo un tiempo, no sé si muy lejano, a mi me parece que fue ayer, en el que las puertas no se cerraban y si se hacía, la llave se dejaba en un sitio con acceso para cualquiera, en mi casa ese sitio era la persiana.

Seguir leyendo “El jersey rojo “delator””

Anuncios

Conce “La Detective”

  • Ángeles González Segovia: Algunas historias cuyo protagonista es mi hermano Mariano, que siempre fue un poco “trasto” pero sin maldad.
Una tarde, cuando mi abuela Conce llegó a su casa, comprobó que el jardincillo situado a la entrada, con unos cuantos geranios, había sido asaltado. No quedaba ni uno, todos habían sido arrancados…
Por aquella época, todas las tardes Mariano, al salir de clase, hacía una visita a la abuela, por si conseguía unas perrillas para gastar en el Kiosco de Fermín.

Seguir leyendo “Conce “La Detective””

Castillejo, para mí es mi infancia

Recuperamos un post publicado por Alicia en el grupo privado de Facebook “Colonia Iberia”,

Castillejo, para mí es mi infancia, afortunadamente fue una etapa feliz, y libre.

Aunque políticamente era una dictadura la que regia el país, allí los niños estábamos creciendo en estado casi puro, la calle era nuestro mundo y el peligro era muy reducido pues todos los vecinos nos conocíamos. Seguir leyendo “Castillejo, para mí es mi infancia”

Una aventura en bicicleta y la sorpresa que no fue…

El mayor atractivo de La Colonia en los meses de verano era sin lugar a dudas, nuestras piscinas. Recibíamos visitas de nuestros familiares y amigos, que no dudaban en alargar su estancia el máximo posible. Ya hemos hablado muchas veces que no había en muchos kilómetros a la redonda un lugar donde pasar todo el día a remojo a un precio irrisorio.

Seguir leyendo “Una aventura en bicicleta y la sorpresa que no fue…”

La Catedral de Justo

Nos hemos pasado por Mejorada del Campo, un pueblo a 20 kms. de Madrid, para hacer una visita a la Catedral de Justo y  ha sido toda una sorpresa.

En el año 2005 a todos nos chocó ver en un anuncio publicitario de un famoso refresco, la imagen de un tal Justo Gallego que con 80 años (hoy ya 88), él solo, estaba llevando adelante el proyecto de su vida, la construcción de una catedral con sus propias manos.

Seguir leyendo “La Catedral de Justo”